16/10/14

(#reseña conjunta) Aunque sea un rato, de Javier Gil y Candela Junco. Editado

Autores: Javier Gil y Candela Junco
Título: Aunque sea un rato
Editorial: Editorial Circulo rojo
Colección: Novela
Páginas: 206
ISBN: 978-84-9076-813-6
Formatos: Tapa blanda: 15 €
Tamaños: 15x21 cm
Aunque sea un rato relata la separación de una pareja, Mario y Lena, desde el momento en que ella deja Barcelona y huye a Sevilla. A partir de aquí, la comunicación entre ellos se establecerá mediante el cruce de correos electrónicos que acabaran con una postdata en forma de canción o con algunos poemas de Rodolfo Serrano. Mientras vivimos el presente de ambos y cómo intentan sobrevivir a la distancia, conoceremos poco a poco el origen de esta historia de amor gracias a los diferentes flashbacks que nos situarán en hechos importantes para entender las decisiones de los protagonistas. En el día a día, aparecerán nuevos personajes que tambalearán y guiarán sus emociones.


Opinión de Susana:
 
De nuevo,

Al fin os traigo mi opinión personal (no crítica literaria porque sólo soy lectora) de esta obra escrita por Javier y Candela.

Nos narran una historia de dos personajes que están pasando por una situación dificil que es el divorcio, doloroso y muchas veces necesario.

La verdad, nuestros protagonistas son muy, pero que muy peculiares y no sabía si decirles "keep calm".

Pero los autores, Javier y Candela, lo cuentan en el libro de tal forma, que a la vez te hacen reir como llorar, además de ver con otros ojos una situación que está a la orden del día, y que a veces es mejor esa solución que arreglar algo que no lo tiene.

Besos
Susana

OPINIÓN DE LUIS

Hola aprendices:

Hoy os traigo la reseña de una novela que sencillamente me ha encantado por su sencillez, su ternura y su profundidad. Se trata de la novela "Aunque sea un rato" y en ella se nos narra la historia de desamor de Mario y Lena. Es una novela íntima en el sentido que intenta exteriorizar los sentimientos de los personajes, valor que importa más aquí que las acciones, que no podrian ser más sencillas: un dia Lena decide huir del lado de Mario y se va a Sevilla a vivir su vida pese a que esta enamorada.

Lo que en principio parece una huida sin sentido, ya que ellos se aman, poco a poco va cogiendo cuerpo a través de los emails que se envian los personajes y te das cuenta que ella necesita huir para ser ella misma a pesar de que con ello deja al amor de su vida, pues Mario no es malo, quizas absorvente y la acaba anulando.

Por eso ella decide acertadamente irse de su lado. Toda la historia se desarrolla mediante emails que se mandan los protagonistas, bonitos poemas e historia narrada, en una amalgama maravillosa y bien desarrollada, pese a que al principio me lié un poco con el formato, luego ví que era una estupenda manera de narrar una historia.

Y esta historia atrapa, hasta el punto que acabas amando/odiando a los protagonistas, metiendote en sus pieles, diciéndote lo tontos que son. Pero poco a poco llega la comprensión y el apoyo. Acaban siendo tus amigos y ello solo lo logra la pluma estupenda de estos dos escritores que me han sorprendido muy gratamente. No esperaba una novela así de intimista y que a la vez enganchase. 

En ella no importa el fisico de los personajes, si son guapos o feos, no importa donde estan o lo que hacen, es más bien todo secundario, un marco, un teatro donde se desarrolla una acción de sentimientos encontrados, de huida y reencuentro de uno mismo. Huye de estereotipos de las historias de amor y se centra en una sola historia, la de los protagonistas. Una novela profunda y hermosa y debo felicitar a los autores por conseguir un producto así. Sencillamente me ha encantado y la recomiendo totalmente .

Saludos aprendices


Javier Gil (Barcelona, 1975). Maestro de Educación Primaria. Colaborador en el diario El Cotidiano y RDV Magazine Cultural.

Candela Junco (Almería, 1968). Educadora Social. Ha escrito artículos relacionados con el ámbito social para diferentes revistas.


Susy sobre  
 
Luissobre


 

1 comentario:

Puedes decirnos lo que quieras. Se admiten quejas (que seran atendidas o desoidas dependiendo de nuestro humor :P), suplicas (nunca atendidas) y peticiones de amor (jamás serán atendidas jaja)