3/1/13

Pesadilla (II)


El ángel


Una fría noche de febrero en la carretera de l'Arrabassada, circulaba a toda velocidad un motorista, cortando la fría lluvia que lo empapaba, aunque él estaba ajeno a ella totalmente, no sentía ni frío, ni humedad, ni amor,...Ninguna de las sensaciones o sentimientos humanos lo embargaba, solo una enorme SOLEDAD. Una soledad incomprendida, amarga, cruel, como única compañera en su moto.

 Ésta es de gran cilindrada, parece una Harley pero es una moto extraña, por su tubo de escape sale una llamarada roja, con el rojo del infierno. Las ruedas no dejan huella en la carretera mojada, como si no circulara sobre el asfalto sino que lo sobrevolara. Una aureola de un color verde espectral rodea la moto como si irradiase toda la maldal del mundo. Además no se oye ningún ruido de motor, solo el ruido de la lluvia al golpear al motorista y algún ocasional relánpago, que rasgando la oscuridad de la noche, ilumina el casco del motero. És totalmente silenciosa, con el silencio de la muerte.
De repente, iluminada por su potente faro, la señal de una gasolinera se refleja en el visor de su casco y una enorme estación de servicio aparece a su derecha. Detiene un momento a la enorme béstia que lleva entre sus piernas y levanta el visor de su casco. Dos ojos negros totalmente, como si un iris negro que cubriera toda la superficie del ojo se tratase, miran con satisfacción en dirección a la tienda de la estación, donde un par de trabajadores con ojos legañosos, un hombre y una mujer, estan haciendo su servicio de 12 horas. Estan agotados y totalmente ajenos a la mirada cruel del motorista...

(continuara)

4 comentarios:

  1. juer socio parece que soñaste con mi moto jajajaa ¿como termina?

    ResponderEliminar
  2. mira se me adelanto el tio este jooooo esposo y amado mio me pone triste que sigas teniendo pesadillas

    ResponderEliminar
  3. No te preocupes esposa mia. No siempre tengo pesadillas. Tambien tengo bellos sueños contigo.
    Socio, habrá continuación bien pronto.
    Saludos

    ResponderEliminar

Puedes decirnos lo que quieras. Se admiten quejas (que seran atendidas o desoidas dependiendo de nuestro humor :P), suplicas (nunca atendidas) y peticiones de amor (jamás serán atendidas jaja)