25/11/12

Crónica Presentación La Hija de Ra

Aprendiendo...sencillamente
El sábado 25 de noviembre de 2012 tuvo lugar en la libreria "Casa del libro" de la Rambla de Sant Josep en Barcelona (el Facebook de la cual podeis ver aquí) la presentación del libro La hija de Ra de Santiago Morata y este servidor acudió a tal evento para poder describir en la medida de sus limitadísimos conocimientos literarios (y ni que decir tiene narrativos, que uno es de ciéncias). Por ello ruego por favor que disculpeis los garrafales errores que probablemente cometeré durante la narración del evento.
Acudí puntualmente a la libreria, cosa que fue una odisea dada la vergonzosa huelga de transportes que había ese día en Barcelona. La presentación se realizó en el piso superior de dicho centro, en una zona de la misma donde se habilitaron unas sillas blancas de esas plegables (incomodísimas dicho sea de paso... y en la que me encontré a 4 gatos. Me senté en medio de la sala y estuve esperando un rato mientras informaba de todo a mi compañera de blog (acudí al evento en representación de este blog y esto es lo que pasa cuando se envian corresponsales "amateurs" como yo, que el desastre informativo está asegurado) y esta situación duró hasta prácticamente las 7 de la tarde. Como podeis observar casi no habia nadie. Debo decir con respecto a las fotos que va a ser una crónica bastante gráfica, ya que, aunque estaba prohibido explicitamente hacer fotografias, de manera que la única fotografa "oficial" era una mujer que usaba una envidiable camara reflex y que se ve que trabajaba para la libreria, este servidor se las arregló para hacer fotos a escondidas para que no falte la parte gráfica del evento. A eso de las 19:10 de la tarde empezó a afluir el público poco a poco.
En vista del retraso de la gente por la huelga los presentadores del evento decidieron atrasarlo un poco más para dar más tiempo a los rezagados así que seguimos esperando. Yo me entretuve mirando a las musarañas (¿alguien sabe que es una musaraña?) y cogiendo un ejemplar del libro para que me lo firmase el autor al final.
Para hacer esta foto más panorámica de la sala y que pudiera verse mejor todo el escenario, me levanté y disimuladamente hice como que miraba los libros; al volver para sentarme es cuando pude realizar la foto. Realmente estuvo muy mal que no se permitieran fotografias y hasta el própio escritor se quejó pues se ve que no era la primera vez que no dejaban hacer repotajes gráficos y él se espaviló con una solución alternativa que veremos más adelante.
La persona que se ve de pie hablando con la fotografa es el propio Santiago Morata. Debo decir que me cayó particularmente bien ya que es un hombre campechano y abierto, que hizo muy amena la presentación y la llenó de anecdotas divertidas y que nos hizo pasar un rato bastante agradable. La verdad es que se me pasó el tiempo volando cuando este hombre empezó a hablar de su libro, sin utilizar ningun tipo de lenguaje rebuscado. Para mi fue un placer escucharle.Pasados veinte minutos de la hora y con la sala prácticamente llena (seriamos unos 30 asistentes) empezó la presentación própiamente dicha, a cargo tanto del autor como de la historiadora Aída Molina, que aparece en la fotografía anterior. Ella fue la primera en exponer y dió su punto de vista científico a la novela, hablando del periodo histórico en el que esta ambientada: el egipto de los faraones, en este caso la faraona (no, no estoy hablando de Lola Flores) cuyo nombre, según el autor, provocó que un ponente se hiciera un esguince en la lengua al pronunciarlo: HATSHEPSUT. La egiptóloga nos habló del periodo histórico en cuestión, cuando los egípcios se libraron de la invasión de los Hicsos (no me pregunteis como recuerdo el nombre) y que la reina en cuestión venía de una larga dinastia de mujeres reinantes pero que fue la primera que se proclamó faraona (diosa) y que tuvo una larga vida de reinado, en parte gracias a su amante y consejero, un hombre muy sabio con el cual no se casó porque era de baja cuna. No os voy a enrollar con toda la história porque fue bastante extensa (a mi parecer demasiado) y la exposición de la doctora Molina se pareció más a una clase de história que a una presentación literaria y, aunque interesante desde el punto de vista hisóorico, se hizo demasiado aburrida. Recalcaré eso sí, que ella ni confirmó ni desmintió el contenido de la novela, que no podia hacerlo debido a la carecia de conocimientos cientificos sobre el periodo histórico en cuestión de manera que tanto podia ser cierta la historia que se nos narra como que no. De todas maneras, las evidéncias muestran que hay visos de verdad en lo que describe el autor como una gran historia de amor que se tuvo que encubrir dada la diferencia de clases de los amantes. Un servidor de ustedes se temía lo peor: que eso se prolongase hasta el final. Afortunadamente, el sr. Morata sustituyó a la historiadora y con un lenguaje más profano se puso a charlar animadamente sobre la novela. Nos contó que se trataba de una novela historica que pretendía, más que informar sobre un periodo histórico o demostrar el rigor cientifico, narrar una historia de amor y aventura. Que prefería que la novela fuera fácil de leer y amena antes que rigurosa y dado que los conocimientos históricos del momento no son exhaustivos, no se incurría en ningún error. Para explicarnos todo esto y un montón de anécdotas más sobre el Egipto de la época, Santiago usó una serie de diapositivas, no sin quejarse antes del hecho que las librerias no le habian permitido que la gente tomase fotografías, de manera que se las apañó con las diapositivas, que fotografié y expongo a continuación y que narraré escuetamente para no prolongarme demasiado:
Habló del gran trabajo de documentación que había tras la novela, unos dos años de investigación.
  Nos mostró la portada del libro, la imagen de la cual es el templo de la faraona y se quejó de lo "vestida a lo doña Jimena" que habian puesto a Hatshepsut y que el pidió que aligeraran de ropa dada la temperatura egípcia. El inpronunciable nombre de la señora en cuestión. Los avances de los egipcios en implantes y ortodoncia. ¿Cobrarían los mismos desorbitados precios que nuestros dentistas? El momento histórico en que está ambientada la novela. Eran grandes trepanadores de craneos...¡algunos incluso sobrevivian! Los objetivos que pretende con su novela: que sobretodo sea amena. Sus dos novelas anteriores, también ambientadas en Egipto. La próxima, y esto es primicia, estará ambientada en el siglo XVI. Mmmmm esta gente realmente no se aburria! No me extiendo más. Fue una presentación realmente amena, con toques cómicos y yo me llevé a casa para mi compañera de blog y para mi, un ejemplar autobiografiado.
El turno de preguntas fue curioso, con una escritora amateur quejándose del éxito del sr Morata y que a ella no le hacian ni caso las editoriales o el tipico que se las da de erudito y le criticaba que debía de haber sido más exhaustivo históricamente hablando. Vamos a ver buen hombre, el autor ya nos explicó que era una novela para entretener, no un tratado academico...en que estabas pensando? Joer si es que hay gente dura de mollera!  
En definitiva: una experiencia divertida y gratificante. Repetiré! Gracias por vuestra atención. Espero no haberos aburrido demasiado con mi exposicion.

No hay comentarios:

Publicar un comentario

Puedes decirnos lo que quieras. Se admiten quejas (que seran atendidas o desoidas dependiendo de nuestro humor :P), suplicas (nunca atendidas) y peticiones de amor (jamás serán atendidas jaja)